Recuperar fuerzas durante la lactancia

Durante la lactancia las madres pueden perder vitalidad por anemia, falta de calcio y otros nutrientes que acaban mermando sus fuerzas y su estado de ánimo. Este remedio casero revitalizante te vendrá fenomenal para la lactancia.

Para evitarlo es conveniente una adecuada  alimentación complementada por una ingesta de jugos nutricionales que aporten esa vitalidad extra y necesaria.

Hemos hablado de remedios que ayudan cuando se tiene falta de calcio o para prevenir esa falta, ahora vamos a ver un remedio casero para dar un empuje de vitalidad y prevenir así posibles anemias. Además, también favorecerá la producción de leche.

Hemos hablado también de la importancia de tomar líquidos tanto durante el embarazo como la lactancia, bien sean jugos o infusiones, pero ojo, no todos los jugos son recomendables ni todas las infusiones ya que algunas dan mal sabor a la leche lo que no ayudará a la adecuada toma del bebé.

En un posterior artículo veremos que alimentos e infusiones dan mal sabor a la leche y de que alternativas disponemos.

Vamos a conocer este remedio casero.

Como hacer infusión revitalizante

Para este remedio casero necesitamos un tomate, un limón, hojas de salvia, tomillo, un pimiento rojo, tres zanahorias, un apio, unas almendras saladas.

1.Lo primero que debemos hacer es lavar bien todos los ingredientes.

2.Pelamos el tomate y quitamos las pepitas y lo troceamos. Las zanahorias la pelamos y la rallamos  en tiras. El pimiento lo partimos por la mitad, lo limpiamos de pepitas. y lo hacemos trocitos. Troceamos el apio.

3.En la licuadora ponemos los ingredientes ya troceamos, el tomate, el pimiento, las tres zanahorias, el apio y licuamos todo. Extraemos el jugo del limón y lo dejamos aparte.

4.Al jugo obtenido le añadimos salvia molida, si no se tiene, previamente habremos puesto tres hojas de salvia en la licuadora. Añadimos también tomillo molido y el jugo del limón.

Jugo de zanahoria, y tomate para prevenir la anemia
Jugo de zanahoria, y tomate para prevenir la anemia

5.Ya tenemos nuestro jugo dispuesto para tomar. Podemos salpimentar a nuestro gusto, pero sin excedernos. Tomaremos como siempre, a pequeños sorbos y antes del desayuno o un par de horas antes de la comida del mediodía.

Para ir acompañando tomaremos almendras saladas (por eso no es conveniente añadir mucha sal antes).

Las almendras aportarán calcio e hierro, valores energéticos fundamentales durante la lactancia y también para estimular la producción de leche.

Si te ha gustado comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja tu opinion

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies