Fortalecer las uñas débiles

Las uñas, como hemos hablado otras veces, son de las partes del cuerpo a las que comúnmente prestamos escasa atención y somos las mujeres las que más nos preocupamos por su estado saludable tratando de sacarles partido y belleza.

Aunque no todo es estética, ni falta de higiene, las uñas además nos advierten de algún trastorno o desequilibrio en nuestro cuerpo, por ejemplo, falta de calcio o anemia. Por ejemplo, las uñas débiles o quebradizas nos hablan de una alimentación inadecuada.

¿Tus uñas están débiles y se rompen con facilidad?, con este sencillo remedio casero sabrás como curarlas y fortalecerlas

Vamos a conocer un remedio casero para evitar o tratar uñas débiles sin que por ello olvidemos que este padecimiento es debido a una dolencia mayor, sea falta de calcio, anemia u otra enfermedad.

Como evitar uñas débiles

Para este remedio casero necesitamos un limón, aceite de oliva, eneldo, sal y un exprimidor.

1.La forma fácil de nutrir nuestras uñas es mojándolas en limón, bien sea en jugo o directamente sobre el limón.

Para ello cortamos el limón por la mitad y metemos los dedos hasta la uña en cada trozo cortado, que poco a poco vayan absorbiendo el jugo.

2.Si queda jugo aun en ambas partes del limón lo sacaremos con el exprimidor. El jugo nos lo vertemos sobre las manos como si fuera agua y nos frotamos como si nos lavásemos las manos.

3.Empapamos un trozo de algodón en aceite de oliva por las uñas y aguardamos un rato antes de secarlas.

4.En una cazuela ponemos un vaso de agua y calentamos hasta que hierva. Apagamos el fuego y aguardamos unos minutos y añadimos tres cucharadas de eneldo.

El eneldo es una planta aromática de uso medicinal muy diverso, a nosotras nos servirá como antiséptico, antiinflamatorio y nos quedará un agradable olor.

Además tiene aceite esenciales como la cetona que nos ayudará a oxigenar nuestras uñas.

Jugo de limón y aceite de oliva para fortalecer las uñas
Jugo de limón y aceite de oliva para fortalecer las uñas

5.Ponemos sal mientras se va enfriando, como dos cucharadas y dejamos que el agua quede tibia.

Metemos los dedos hasta la altura de las uñas y aguardamos así dos minutos o tres. Después secamos la manos y nos aplicamos de nuevo el aceite de oliva y nos secamos de nuevo.

La parte de cuando nos aplicamos el aceite y la infusión de eneldo y sal es recomendable hacerlo de noche, cuando nos vamos a descansar para así evitar que las uñas entren en contacto con otras sustancias y anule el efecto del remedio.

En cambio es recomendable usar el jugo de limón para el resto del día mientras dejamos de hacer una labor sea en casa o en el trabajo.

Nota: recuerda que unas uñas débiles pueden ser síntoma de una dolencia mayor o trastorno en nuestro organismo bien sea por mala alimentación, falta de calcio o una anemia.

Si te ha gustado comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja tu opinion

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies