Mejorar el reumatismo y la lumbalgia

Si estas padeciendo estos dolores, presta atención a este remedio casero a base de masajes y aplicación de calor para dolores reumáticos

Conozco a personas que han padecido lumbalgia o cualquier otro dolor causado por el reuma, y verlas verdaderamente dobladas de dolor e inmóviles a consecuencia de ello.

El reuma es una enfermedad que conlleva una amplio abanico de dolencias que pueden afectar hasta el corazón, pero nos centraremos en las que afecta a las articulaciones y las lumbares.

Aunque es un padecimiento asociado a las personas mayores, lo cierto es que se manifiesta también en jóvenes y depende, en gran medida, de las malas posturas, la alimentación, el clima, excesos de esfuerzo innecesarios en el trabajo o inadecuadas posturas a la hora de sentarse en la oficina y durante horas.

Como aliviar los dolores reumáticos y la lumbalgia

Para este remedio casero necesitamos raíz de jenjibre en polvo, medio limón, aceite vegetal, un mortero y paños o pañuelos.

1.El calor es fundamental para las dolencias del reuma y la lumbalgia. Con una plancha calentamos el paño. Una vez que hemos calentado con la plancha el paño, con agua bien caliente,lo humedecemos también.

2.Mezclamos en un cuenco jugo del medio limón, raíz de jenjibre en polvo (si no tenemos en polvo lo haremos con el mortero) y añadimos aceite de oliva como tres cucharadas. Removemos bien.

3.Untamos el paño caliente con la mezcla preparada pero no ha de chorrear. Después nos lo ponemos en la zona dolorida y nos damos un pequeño masaje.

Cuando nos demos el masaje esperamos como media hora. Esta operación la repetiremos dos veces durante el día y renovando el paño para que no pierda efectividad.

Recordad que debe aplicarse caliente.

Sentarse adecuadamente sobre todo en jornadas de trabajo es fundamental para evitar lumbalgia
Sentarse adecuadamente sobre todo en jornadas de trabajo es fundamental para evitar lumbalgia

Nota: para las dolencias a consecuencia del reuma recomendable una dieta rica en alcachofas, apio, col o espinacas, nueces, cerezas, ya que son productos antirreumáticos.

Una adecuada postura a la hora de sentarse tanto si se trabaja en una oficina como si se está en casa, es fundamental para evitar episodios de lumbalgia.

Si estamos en un trabajo que requiere esfuerzo físico debemos siempre considerar la postura de nuestra columna a la hora de hacer frente al peso que vayamos a tomar o a la labor que vayamos a desempeñar.

Si tenemos compañeros de trabajo siempre será mejor acudir a ellos para que nos ayuden que tener que hacerlo solo.

Si tenemos que levantar un peso, no inclinemos nuestro torso sin flexionar las rodillas, ya que así incrementamos la tensión sobre las lumbares.

Si estamos en casa no abusemos del sofá y desde luego no de una manera incorrecta. Pasear es una forma de mantener la espalda recta.

Por supuesto unos ejercicios y estar en forma nos ayudarán a mantener unas espalda y unas lumbares más fuertes y preparadas para el trabajo y el día a día.

Lo veremos es otro artículo.

Si te ha gustado comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


 

 

 

 

Deja tu opinion

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies