Remedio casero para los flemones con cebolla

Los flemones son muy molestos pero fáciles de quitar con este remedio. El flemón es una inflamación producida en un diente o muela debido a una infección

Es muy probable que todas las personas del mundo o casi todas hayan tenido a lo largo de su vida un flemón en la boca y sepan lo incomodo y doloroso que es. La inflamación se produce en la encía, y puede ser provocada en un diente o una muela. Lo mas común es que el flemón se produzca en la parte de las muelas y normalmente se quita solo sin acudir al dentista. Aunque para cualquier problema siempre es recomendable visitar al profesional.

Te puede interesar el Remedio casero para encías que sangran o el Remedio casero para blanquear los dientes

Remedio casero para quitar o reducir el flemón

Par este remedio casero contra el flemón necesitamos media cebolla, hojas de acedera, un mortero, una infusión de manzanilla, vinagre y un pañuelo o trozo de tela grueso.

1.  Antes de preparar remedio dispondremos bien las hojas de acedera que sean alargadas, gruesas y dentadas y que no estén secas. Lavamos la cebolla para quitarle el olor todo lo posible.

2. Picamos la cebolla y la acedera en trocitos, todo lo que se pueda y lo vamos echando en el mortero. Trituramos todo ayudándonos de vinagre que hará de lubricante y nos facilitará la elaboración de una pasta cohesionada.

3.De la pasta obtenida la dividiremos en dos proporciones. Una para realizar enjuagues bucales y otra parte para la cataplasma.

remedio para el dolor de flemón
remedio para el dolor de flemón

4.Para los enjuagues, cogemos una cucharada de la pasta y le ponemos un poco de sal. La tomaremos y la disolvemos en la boca. Con una infusión de manzanilla nos enjuagamos de nuevo limpiando los restos de la pasta anterior.

5.Para hacer la cataplasma echamos la otra proporción en el centro del pañuelo o trozo de tela gruesa.

7.Nos acostamos y nos aplicamos la tela o pañuelo impregnado sobre la zona de la cara donde está el flemón. Estaremos así una media hora y repetiremos el proceso cada tres horas hasta que descienda la inflamación. Tras cada aplicación debemos lavarnos la cara.

Si te ha gustado comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja tu opinion

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies