Superar la Depresión de manera natural

Se estima que 350 millones de personas sufren depresión, si crees que estás pasando por ella, conoce este remedio con salvia para combatir la depresión

La depresión es un trastorno emocional que de no tratarse y asesorarse debidamente puede ocasionar serios problemas no solo a quien la padece, también a su círculo familiar y a la pareja, afectando a la salud y a las relaciones sentimentales de una manera determinante.

El mejor remedio contra la depresión es la superación personal del problema que la provoca, pero hay productos naturales y determinados ejercicios que pueden ayudar en ese camino.

Ante todo debemos tener en cuenta que es importante acudir a un especialista cuando nuestra capacidad de combatir la depresión no es suficiente. Este remedio casero no ayudará a tratar el estado depresivo cuando éste se encuentra a un nivel bajo y que podemos controlar e incluso quitar.

Como combatir la depresión con salvia

Para este remedio casero necesitamos 15 gramos de hojas de salvia. Para el baño: un manojo de hojas de salvia. Llevar un litro de agua hasta el punto de ebullición, apagar el fuego y añadir gramos de hojas de salvia. Dejar reposar cinco minutos y colar. Se toma bien caliente a pequeños sorbos mientras se prepara la composición para el baño.

1.En una olla con agua fría, introducir un puñado de hojas de salvia. Calentar hasta el punto de ebullición y mantener a fuego lento durante tres minutos. Apagar el fuego, colar y verter sobre el agua de la bañera.

2.El baño debe ser tibio, no excesivamente caliente, y cubrir el cuerpo hasta la cintura, ya que se trata de un baño de asiento. La duración será menor de media hora y no inferior a quince minutos. Si se nota sensación de frío, añadir agua caliente hasta que el agua vuelva a estar tibia.

Un baño relajante con salvia para la depresión
Un baño relajante con salvia para la depresión

3.Después del baño, mantenerse con el cuerpo desnudo sobre una toalla en posición relajada durante cinco minutos. Respirar profunda y acompasadamente, poniendo gran atención en que la inhalación del aire sea por la nariz y la exhalación por la boca.

4.Un sencillo ejercicio que puede realizarse durante esos cinco minutos consiste en imaginar el problema que preocupa como un objeto que puede envolverse en diversas bolsas y cajas. Al abrirlas de nuevo, se ve que se ha convertido en polvo y se sopla para alejarlo definitivamente.

5.Ducharse con agua tibia durante tres minutos.

Si te ha gustado comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja tu opinion

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies