Evitar el Cansancio o la monotonía del día a día

A veces, el cansancio que sentimos es debido a la monotonía de nuestro trabajo habitual, que llega a agobiarnos. Es necesario añadir un poco de emoción a nuestras vidas, cambiar de aires  o, si ello no es posible, un sencilla receta que revolucione nuestro ambiente.

Remedio casero para Evitar el Cansancio o la monotonía del día a día

Se necesita: un tomate pequeño, una cebolleta, un calabacin, un puerro, tres cucharadas soperas de aceite de oliva, una pizca de sal, una cucharadita de jenjibre, una de coriandro molido, tres de curry, caldo de verduras.

1- Realizamos un cambio general en las cosas mas cotidianas: cambiar de ropa, de peinado, de decoración de la casa. Movemos los muebles del hogar haciéndolos adoptar una nueva disposición es una medida que provoca un cambio en el mapa mental de la vida cotidiana. En cuanto a la vida personal, hacer todos los cambios necesarios y revisamos la agenda de direcciones. A lo mejor hay muchas para borrar definitivamente.

2- Llamada al orden general, deshacerse de papeles viejos, ropa inservible, incluso algún mueble que no nos resulte especialmente simpático. Tener cuidado con las compras compulsivas, una de las reacciones mas habituales y que puede tener efectos patológicos. Otro peligro es la ludomanía. Nada de invertir en loterías y otras exaltaciones peligrosas.

3- Dar entrada en la casa a aromas nuevos que sean tonificantes, como la menta o la lavanda. Nada de violetas, anisados, olor de manzana o membrillo en los armarios, que tan agradables son para situaciones relajantes…

4- Acompañar estas acciones con el consumo de ensaladas variadas, infusiones tonificantes como la menta y platos suavemente especiados como la sopa de verduras al curry.

inapetencia sexual femenina
Remedio para evitar el cansancio y la monotonía del día a día

5-  Preparar sopa de verduras al curry: comprar un tomate pequeño, una cebolleta, un calabacín, un puerro. Lavar el tomate, pelar la cebolleta, el calabacín, un puerro. Lavar el tomate, pelar la cebolleta, el calabacín y el  puerro. Cortarlos a dados. Sofreír ligeramente todos los ingredientes en una cazuela con tres cucharadas soperas de aceite de oliva. Bajar el fuego y añadir una pizca de sal, una cucharadita de jengibre, una de coriandro molido y tres de curry. Remover y añadir tres vasos de caldo de verduras. Finalmente, dejar cocer a fuego lento durante quince minutos.

Si te ha gustado comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Deja tu opinion

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies