Remedio casero para descongestión nariz y garganta

Mejorar la Congestión Nasal

Para evitar las molestias que producen la congestión nasal y garganta sigue atentamente los pasos de este remedio casero a base de eucalipto.

Es una situación frecuente, salimos a la calle creyendo que vamos abrigados nos quedamos frío y al llegar a casa o a un lugar cálido, los cambios bruscos de temperatura nos provocan congestiones. Hay veces que los cambios de temperatura nos producen el malestar conocido como carraspera, que puedes aliviar con este remedio para la carraspera.

En contra de lo que se cree, la congestión de nariz o de garganta, no es una enfermedad en si, sino el anticipo de una enfermedad o dolencia mayor, desde una alergia, a una gripe o un catarro hasta padecimientos más graves como una bronquitis.

La congestión nasal es una molestia desagradable ya que perdemos aire y facultad para respirar. El motivo es porque la membrana del interior de la nariz se inflama y reduce el orificio de entrada de aire. Para evitar esa sensación continua de ahogo tenemos que ayudarnos de la boca para respirar lo que a la larga perjudica a la garganta que se enfría y produciendo a su vez otro trastorno respiratorio como una faringitis. También te puede interesar el remedio para la garganta irritada.

Como descongestionar nariz y garganta

Para este remedio casero para la congestión nasal y garganta, vamos a necesitar una olla, hojas secas de verónica, una toalla gruesa, una infusión de tila y hojas y bayas de eucalipto.

1.    En la olla calentamos agua hasta el punto de ebullición.

2.     Apagamos el fuego y añadimos unas hojas y bayas de eucalipto, aunque es conveniente no demasiadas ya que en exceso puede llegar a ser irritante para la nariz y la garganta u los ojos.

 

Eucalipto para descongestionar garganta y nariz
Eucalipto para descongestionar garganta y nariz

3.     Nos sentamos frente a la olla y tapándonos la cabeza por entero con la toalla, haremos vaporizaciones, aspirando profundamente por la nariz. La distancia ideal para acabar con la congestión nasal es a un palmo, pero si notamos que el vapor nos llega demasiado caliente, separamos la cara hasta que notemos que estamos a gusto.

4.     Las aspiraciones las haremos durante unos 8 minutos, o bien, hasta que notemos que no sale más vapor de la olla.Con este tiempo y haciéndolo debidamente notaremos descongestionadas y calmadas nuestra nariz y nuestra garganta.

Nota: el agua preparada con hojas y bayas de eucalipto que quede en la olla no la usaremos más pues ya ha perdido todas sus propiedades y no será efectiva. Deberemos hacer de nuevo este remedio casero para que tenga todas sus propiedades contra la congestión nasal.

5.     Para acabar, nos tomaremos la infusión de tila que nos calmará las posibles irritaciones de la garganta y nariz durante el proceso. Cuando hayamos tomado los vahos, aguardaremos en casa un tiempo antes de salir a la calle, ya que el cambio de temperatura nos podrá acarrear un enfriamiento y un posible constipado.

Nota: si somos propensos a sangrar por la nariz, es conveniente evitar el posible sangrado durante las vaporizaciones, para ello nos vendrá bien unas hojas de verónica o hierba de los “leprosos”, que es cicatrizante. Estas hojas de verónica las agregaremos a la olla junto con las bayas y hojas de eucalipto.

Facebooktwittergoogle_plus

 

Deja tu opinion

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies