Enseñar a un niño a dormir sólo en su habitación

Todos los niños han tenido que pasar por este momento de “independencia” en el hogar, el momento en que deben dormir solos. Con este remedio casero y consejos sabrás que hacer para que tu hijo pueda dormir tranquilo durante la infancia

Cuando somos madres, toda preocupación por nuestros hijos es poca, desde que son bebes hasta que poco a poco van cumpliendo años y se hacen adolescentes, una madre no parará hasta conseguir una seguridad y comodidad plena de su hijo.

Un problema común durante la infancia del niño, es cuando los pequeños deben afrontar sus primeras noches en la cama sin el amparo ni el calor directo de los padres. Es decir, cuando deben dormir solos en una habitación independiente.

La alteración del sueño a esa edad es muy común, miedo, inseguridad, pesadillas, necesidad de ir al baño y de beber agua, luz continuamente encendida, puerta siempre abierta. Todas estos síntomas son del todo normales y todos los niños y niñas han pasado por ello hasta su adaptación. Es un proceso natural de “independencia” que los pequeños deben afrontar pero que a veces cuesta si los padres no saben como actuar.

Existen remedios caseros  y consejos para afrontar este momento de “separación” entre un hijo o una hija y sus padres. Una separación que puede parecer simple e ingenua, pero no para el pequeño ya que le supone una serie de alteraciones y trastornos en su día a día.

Vamos a conocer unos consejos y un remedio casero a base de infusiones para solucionar y sobrellevar estos momentos, sobre todo en aquellas madres primerizas.

Como actuar para que nuestro hijo se adapte a dormir solo

Para este remedio casero necesitaremos manzanilla y melisa para las infusiones.

1.En primer, como consejo, no hay que ceder a las peticiones del pequeño ya que lo que quiere es llamar la atención. Eso no debe pasar. Para que el niño no sea insistente con lo del vaso del agua, acostumbrarle a que él mismo se lleve su propio vaso de agua antes de que nos despidamos de él en su cama.

De esta forma no tendrá escusa.

2.Si escuchamos que se mueve mucho o incluso gimotea por miedo, porque está solo, no iremos a verle de inmediato, aguardaremos cinco minutos. Y pasado este tiempo hablaremos con él desde la cama para saber que le ocurre y tratar de calmarlo.

Solo iremos a verle si continua en ese estado para tranquilizarlo.

3.Una forma ideal es contarles cuentos o relatos, tantos inventados como no, donde le hablaremos de aventuras y donde de algún modo el pequeño sea el protagonista y tenga que afrontar ciertos peligros. De este modo subimos su estima y se sentirá seguro.

4.Si los pequeños tienen miedo a la oscuridad, que es lo más habitual, quedaremos tan solo la luz de su cuarto, pasando días posteriores a la luz tan solo de la lámpara de la mesita. Es conveniente que no encendamos más luces, ni del pasillo ni la de nuestra habitación.

5.En este proceso de adaptación no debemos ceder ante las peticiones del pequeño de dormir en nuestra cama, puede estar con nosotras y nuestra pareja, como es natural, el rato antes de que nos acostemos,  pero el niño debe saber que tendrá que irse a su dormitorio.

Infusiones relajantes y comunicación con nuestro hijo es fundamental para que pierda el miedo a dormir solo
Infusiones relajantes y comunicación con nuestro hijo es fundamental para que pierda el miedo a dormir solo

6.Para ayudar al pequeño a conciliar el sueño le daremos una infusión rebajada de manzanilla o melisa antes de ir a la cama. Contarles cuentos o incluso ponerles una música relajante o la que a él o a ella le guste, pero eso si, no muy subida de volumen.

7.Usaremos todo el ingenio mientras estemos con el pequeño para distraer su atención y que no piense en la oscuridad. Por ejemplo, proyectando en la pared sombras con las manos, haciendo pájaros, o perros, o muñecos. Las posibilidades son muchas y de este modo usaremos la sombra como divertimiento y aliada y no como enemiga y mete miedos.

Nota: importante siempre la comunicación padres e hijos, porque no debemos olvidar que su seguridad depende de nosotras y nuestra pareja.

Que el pequeño tenga que acostumbrarse a dormir solo no significa que tenga que pasar por un drama, por lo que habrá que tener paciencia y estar con él en su cuarto el rato necesario para tranquilizarlo y que se sienta seguro.

Que pierda el miedo a la oscuridad y a la soledad es fundamental para su adaptación a dormir solo. Con el tiempo se levantará solo para ir al baño y sabremos que nuestro pequeño se ha adaptado de pleno a estar solo durante la noche.

Si te ha gustado comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies