Blanquear los dientes facilmente

Unos dientes sanos no es solo una cuestión estética sino de higiene y salud. La dentadura es de las partes del cuerpo que una vez desaparece no vuelve a salir jamás, descartando claro está los dientes de leche en la infancia.

El cuidado de los dientes es un tema a tener en cuenta, pero obsesionarse puede acarrear también problemas, por eso hay que saber cómo. Aprende como blanquear y reforzar correctamente tus dientes con este remedio casero.

Razón de más para tratar de tenerlos, no solo limpios, sino fuertes y sanos.

El mejor consejo es el de acudir a un dentista periódicamente y al más mínimo problema o a la menor dolencia. Siempre es mejor que nos traten una caries o dos, que nos tengan que quitar una pieza.

Existen pastas comerciales que nos brindan la posibilidad de blanquear nuestros dientes, pero son costosas y no siempre son del gusto de cada una. También existen remedios caseros como el que nos ocupa, que ayudan a proteger y cuidar la dentadura.

Desde antiguo y en contra de lo que se cree, la higiene y la estética han estado presente en la historia de la Humanidad. El cuidado de la piel, el cabello, o la dentadura. Se tiene noticia de empastes e incluso cambios de piezas dentales desde hace 2000 años, lo que significa que el problema viene ya de lejos.

Al margen de las pastas comerciales, vamos a conocer un remedio casero efectivo para no solo blanquear los dientes, también para reforzarlos y hacerlos más resistentes.

Como blanquear y reforzar los dientes

El uso del bicarbonato es bien conocido entre los remedios caseros para blanquear los dientes. Hay que tener en consideración un uso moderado ya que la fuerza de fricción y erosión del bicarbonato puede llegar a desgastar el esmalte del diente y nos provocará un problema mucho mayor.

Para el remedio para a necesitar bicarbonato y sal, 100 gramos de consuelda roja o tormentilla, 100 gramos de cincoenrama o pie de Cristo, polvo de salvia, un cazo o cazuela y una pasta de dientes natural.

1.Lo primero es lavarnos los dientes con bicarbonato o sal dos días antes de seguir con el remedio. La forma es bien sencilla, humedecemos el cepillo y le aplicamos bicarbonato y sal pero de forma moderada y nos cepillamos los dientes. La sal tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias, además refuerza las encías.

2.En la cazuela o el cazo ponemos un litro de agua, añadimos los 100 gramos de tormentilla y calentamos hasta el punto de ebullición. Después dejamos la cazuela a fuego lento como cinco minutos y apartamos.

Bicarbonato para blanquear los dientes
Bicarbonato para blanquear los dientes y sal para reforzar encías

Para alternar tratamiento haremos la misma cocción pero con los 100 gramos de cincoenrama o pie de Cristo. De modo que tendremos dos infusiones.

3.Colamos el agua con tormentilla en un frasco o directamente en un vaso. Estando tibia hacemos enjuagues bucales y gárgaras. Haremos lo mismo con la infusión de pie de Cristo, enjuagues y gárgaras.

4.Al acabar de hacer los enjuagues y gárgaras, nos cepillamos los dientes con una pasta de dientes natural, bien comprada o preparándola nosotras mismas con otro remedio casero. Se puede añadir polvo de salvia a la pasta, pero de ningún modo hay que hacerlo si antes hemos usado bicarbonato ya que el polvo de salvia es erosiva y estaríamos sometiendo a mucha fricción a nuestra dentadura.

Nota: es fundamental alternar los dos tratamientos a nuestro gusto. Recordad acudir al dentista de forma regular y si tenemos molestias no dejarlas pasar.

Si te ha gustado comparte:
Facebooktwittergoogle_plus


 

Deja tu opinion

comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies